domingo, 13 de diciembre de 2009

Cosas que tiene la vida

Se me suponia estar hoy cruzando fronteras, para asi poder comerme unas tarantulillas fritas regadas de Angkor con el Horaci que esta en Camboya. Pero tomandome una cerveza en Khaosan Road voy y me encuentro con esto:

Alan, mi amigo de Londres

(es el de la derecha)

Chille rodeada de guiris atonitos y falsas indigenas vendedoras de ranas de madera croadoras...

A la emocion se unieron birras (muchas), con su amigo Tommy (al cual bautizo secretamente como la mariquisima de Glasgow), banyos en la piscina de su hotel (ellos pagan dinero, no como nosotros que tenemos lavabo propio casi de casualidad), por primera vez me banye en una piscina borracha en la terraza de un hotel en pleno centro de Bangkok (a lo de la primera vez me refiero a que eso sucedio en Bangkok, no a lo otro), lagrimas de alcohol, una rusa, un irlandes, un gato, amneas, charlas sobre Stalin y contar kilometros con porros y bueno... todo junto me supone unas risas para el manyana.

Y nada, mientras el Carletes duerme la mona, y yo no duermo porque no se y ademas yo ya me regenero sola queria compartir esto con vosotros.

2 comentarios:

horaci dijo...

mmmmm... pos repite piscina, sauna y lo que vulguis a Battambang. 15 dolars la habita en un hotel fantástic... i no se si gestionat per guiris o locals,,, ni puta idea: Us espero a Khamar Battambang Hotel!
ptns!

caminapinzell dijo...

Què fueeeeerte no?!?! Al veure la foto m'he dit: "- Hòsties, aquest pelut s'assembla mogollón a l'Alan... si no fuera pq la fany está en tailandia..."-
Sieske... la vida...