martes, 2 de junio de 2009

Ceci n'est pas Thailande

A Magritte me acojo para relatarles donde me encuentro. En Mae Salom me he plantado, un pueblo montanyoso de la remotisima Tailandia, aunque tambien cabria decir de la remotisima china, porque este es un pueblo de los refugiados del nuevo regimen comunista que se instauro en china en los 60, estos intentaron mudarse a Birmania y les salio el tiro por la culata, asi que aqui se vinieron en condicion de refugiados y aqui siguen ellos tan ricamente. Vivieron del cultivo de opio durante mucho tiempo, pero como la comunidad internacional es muy quisquillosilla, ahora tiene que plantar te.
Aqui todo es chino; la gente, las costumbes, la comida y yo la verdad estoy encantada en mi bungalow en medio de la montanya. Ni un solo guiri nos rodea, bueno si solo uno, ahora les cuento.
Desde Mae Sae (frontera con BIRMANIA) cogimos un bus hasta... a saber, alli cogimos una furgoneta que nos traia hasta aqui, lejisimos como habran podido comprobar. Se nos sube, en medio de la nada, una indigena con tejanos, tambien estamos rodeados por pueblos indigenas, pequenyita y embarazada, monisima; morena, chiquitita. No habla ingles e intenta comunicarse con nosotros, ve que con la lengua no puede, finalmente, porque parecia de gilipollas pensar que la podiamos entender y empieza a senyalarnos al Carles y a mi con los deditos y a chocarlos, decidimos pensar que queria saber si eramos pareja, "no, friends, friends, FRIENDS" la indigena no se entera y sigue preguntando lo mismo hasta que la monada hace un gesto con el punyo y la boca como lo que nosotros identificamos... lamemosle felacion, y senyala al Carles. Entendemos que quizas es fruto de los muchos gestos indigenas que desconocemos, asi que le sonreimos, movemos la cabeza y pasamos de ella mirando el paisaje. El coche para porque el conductor quiere mear.
Cuando quiere volver la chica lo interrumpe en su lengua y le pide que lo traduzca, en estas que vuelve hacer lo del punyito y la boca y el conductor le dice en medio de risas nerviosas que no quiere traducirlo, que le da no se que, y yo le digo que no, "que translate, plis" " she things he handsome, you wife?" el Carles y yo decidimos, en catalan, decir que " yes" y el en su lengua le dice a ella que si, "she say want marry he, marry man like he" le digo al Carles que si quiere le decimos la verdad, pero que es un pollo porque viene con regalito la monada indigena, el Carles hombre de responsabilidades me dice que ya le va mas que bien fingir que es mi marido. El coche arranca y la nena no para de mirarme fijamente por lo que yo podia intuir cuando la miraba por el rabillo del ojo. Se baja, sin dar el braguetazo de su vida y yo no puedo parar de reirme, y el Carles no paraba de decir que era una chica con ojo, un poco monga pero con buen gusto.
1 hora en coche y 10 minutos de vomito despues, nos plantamos en Mae Salom, nos atienden estupendamente y sin ningun tipo de barrera idiomatica.
paseamos por el minipueblo y nos damos cuenta que esto es un filon, tenemos tele, montanyas y tribus para visitar, estaremos unos dias nos dijimos en la cena.
Mientras esperamos que nos trigan los platos que hemos pedido, el Carles, educadisimo el, me pide excusarse un segundo para buscar el tabaco en la habitacion, le doy mi beneplacito (sino no puede ir, esta ensenyado) y se va. Su silla queda vacia y en microsegundos un aleman, Pitter, que viaja solo, unos 60 anyos, jersey de lana peruano y me atreveria decir que enfermo me pide sentarse, yo le digo que vale, venga. Se sienta y en nada veo que es raruno. Vuelve el Carles. Y el aleman solo habla cuando le preguntas y pone caras del feo de los calatrava. Cuando se ausenta a coger una cerveza Carles me recrimina que se excusa a comprar tabaco y que cuando vuelve ya tengo que estar ahi compartiendo mesa con el Klaus Kinsky. "good night peter" "no, peght ter" "bueno pues eso pight ter" ""no, peght ter" y ahi nos ves a los dos intentando pronunciar bien su nombre, de pie, con uno enfocando a la habitacion y Klaus Kinsky dando la barrila con la pronunciacion.
Esta manyana, cargados de ganas nos hemos pegado un desayuno entregado para poder hacer excursiones a pelo por las tribus. Klaus (que asi le llamamos) se nos ha sentado cual gorrion en las maderas de la barandilla que flanqueaban nuestra mesa mientras leiamos el Bangkok Post. Carles se vuelve ausentar (no para) y me dice que como hablo muy bien el ingles que le tengo que traducir una carta del ingles al espanyol.
UH! me voy ya os cuento mas otro dia que lo veo que viene.

1 comentario:

Emilio dijo...

buff....suerte tengo en no haber ido contigo...con la poca fuerza de voluntad que tengo me veo trayendome a un kinder sorpresa amarillo,creyendo que sabe lo buen partido que soy y que se me ha despertado el reloj biologico..envidio a Carles por su entereza rechzando propuestas matrimoniales con manola incluida..jeje,un abrazo a los dos y por favor seguid contando desventuras , ahh...peghter no es aleman..es tonto.un petonet als dos
Emili.