domingo, 25 de octubre de 2009

Volver


No con la frente marchita.

Llevo una pena dentro desde hace unos dias, que ni os cuento, paliada eso si, por las tortugas que he visto en las turquesas aguas* de las Gili, en concreto las de la Meno, que como su nombre indica es la menor. Pero ahora ya si, ya se acaba. Huele a final y la pena aflora en mi, y recuerdo cuando alli en Dalat todo parecia infinito o en el mercado flotante de Cantho cuando Vietnam no hacia mas que empezar y nos ensenyaba sus patitas y sus bicis y sus carros y arrozales.

Y me voy de aqui con la sensacion que se debe ir todo el mundo, "que no he visto nada", que me falta mundo y me digo " ya volveras hombre".

Y mirando atras veo lo que me dejo;

Unas crocs que me acompanyaron por el suelo de la cocina del Tapioles y todo el suresteasiatico enterito hasta el pueblo fronterizo de Malasya - Indonesia.

Dejo atras en Hoi An, Vietnam, unas zapatillas camping que me regalo con mucho carinyo y mas ilusion mi amiga Bea Albiol.

Dejo atras unas Hawaianas que falsas y negras me llevaron Barcelona arriba Barcelona abajo y que impidieron que en mas de una ducha India se me llenaran los pies de hongos. Murieron en camboya cuando un agujero dejaba que pasara el agua convirtiendolas en inutiles y eso en un pais asiatico puede convertirse en un gran peligro higienico.

Dejo atras a Ricoh donde desde aqui rindo tributo y pido un gran aplauso.

Dejo atras a una Fanny que ya no volvere a ver, me da pena, pero tambien me da igual.

Dejo atras un libro que la Anna me regalo y con toda mi pena olvide en la habitacion de un hostal selvatoco (tranquila que els altres el he anat enviant)

Dejo atras el primer libro que me lei integramente en ingles del cual no pienso teclear el titulo.

Dejo atras las bragas de un bikini comprado en kao san road recien aterrizada, que un pervertido** me robo en las Perhentian (Malasya) mientras las pobres se secaban tranquilas en la terracita de mi cabanya.

Dejo atras unos pantalones tailandeses, mezcla de lino y algodon comprados en el Londres del 2004, para realizar trabajos de servicio en un restaurante Egipcio en el cual no me aceptaron por culpa de los mismos (pantalones) y de lo cual me alegro porque asi pude trabajar en una tienda muy maja de Camden y los pantalones me acompanyaron hasta hace pocos dias de camino a Bali, cuando mis ansias descontroladas por mear en el WC de un atobus indones de 50 cm cuadrados rompieron la cuerda que los formaban convirtiendolos en un inutil cachito de tela. Los podria haber cosido, pero es bueno dejar cosas atras. He de decirles (a ellos, los pantalones) que los agujeros les quedaban fenomenal y que se los veia, no viejos, sino vividos.

Dejo atras mi solteria de soltera.

Y nada, no me dejo nada mas.

A ver que tal Australia.

*asi creo qe se enfatizan mas las imagenes, no es que me haya vuelto gilipollas al escribir primero el adjetivo y luego el nombre
**o un pervertido o un lagarto, prefiero pensar en lo segundo.

6 comentarios:

víc dijo...

Pasa la vida...

Alba dijo...

joder qué bonito, fanny!

duquesita dijo...

Fanny, oh Funny girl!!!!

Y lo que te queda por vivir y por contarnos!! Que feos me parecen los puñeteros crocks :-)(si, lo sé son comodísimos..)
Visualizo un viejete a lo Fullet tortuga, sangrando por la nariz mientras contempla embobado tus braguikas! ;-)

Ya llega Australia!!! Ole la fanny!!

caminapinzell dijo...

Fanny, triga molt a tornar. "Manque" me pese en el alma decirte esto, mi querida Pepaza, allarga-ho TOT el que puguis.

Ruben dijo...

Els objectes ens entren a la vida com a simples "coses" que passen a tenir noms i personalitats pròpies, i quan se'n van només queda despedir-se amb un "encantat d'haver-te conegut" i disfrutar dels nous que han de venir!
Així doncs... cap a Australia falta xent!
Un petonàs Petita! i a disfrutar!!!

FBlack dijo...

que te quiten lo bailao! anda si no puedes quejarte, que menudo viaje que te has pegao eh!...Así es la vida, recorremos mas o menos mundo vivimos mas o menos experiencias y vamos dejando atrás cosas y afrontando nuevos retos, hechos y situaciones.
Bienvenida y espero que no sea demasiado dura la vuelta!

pd. como curiosidad, coincidimos en espacio y tiempo en Londres en 2004 pese a que vivía en Oxford visitaba a menudo london a visitar amigos y hacer turismo, además que visité Camden varias veces por esa epoca...