viernes, 7 de noviembre de 2008

telefonica te quiero


No hubiera pensado nunca que diria semejante barbaridad, pero es que es así. Yo lo explico ahora para que no me tomeis por locuela:

Resulta que la Nuria y yo quisimos, en un ataque de paliar la famosa crisis psicoeconómica, cambiarnos de telefónica a Orange (nunca más, nunca más, promise) ya que esta segunda nos proporcionaba el mismo servicio de una manera más asequible para nuestros pobres bolsillitos (ojalá muráis todos hijos de puta). Así que desde ese momento hasta hoy, que de eso hace ya un mes, no hemos tenido internet por culpa de esa mierda de empresa y de la gentuza que trabaja ahí. Entonces después de muchos insultos por mi parte, lágrimas, nervios, gritos y súplicas, a la Núria y a mí se nos hincharon y decidimos volver a lo de toda la vida; Telefónica. A ver, tampoco es que haya sido un camino de rosas pero ya está aquí, ya lo tenemos. Ahora estoy hablando con un chico de India sentada en la cama, no es maravilloso? ¿no es acaso internet el mejor invento que el hombre ha brindado al hombre?

Es que como persona propensa a las adicciones que soy, yo soy adicta a Internet, antes lo era de la tele, y os pongo a todos por testigos que nunca más volveré a quedarme sin conexión. (he intentado parafrasear la frase de Scarlett Ohara, no se si se ha entendido)

1 comentario:

nurieta dijo...

carinyo, jo sóc de orange i ara he d'averiguar pq cony han passat de conbrarme 45 euros a 68. la mare que els va parir.

la frase s'ha entés (i jo també sóc superpropens a les adiccions, i internet la que més!)

ens veiem sabath?

muas