martes, 20 de mayo de 2008

Mama, Papa: soy toda una mujer

Hoy ha pasado algo en mi vida que ni la regla (menstruación, periodo, esos días del mes), ni el viajar sola, ni el haber vivido en otro país, ni ser independiente económicamente y emocionalmente (conste en acta) han logrado hacerme sentir lo que ha logrado hacerme sentir un bicho que hay ahora en mi cocina. Es un bicho asqueroso como el solo, un híbrido entre mariposa acabada de levantar, libelula y cucaracha naranja, debe medir más de 5 centímetros tranquilamente, vuela y cuando lo hace hace mucho ruido, ha sido por eso por lo que me he percatado de su asquerosa presencia. Miralo:




Ahora alguno que me conozca dirá "uix, qué fina sa vuelto la Fanny, pero si hasta hace dos días tenía la cocina infestá de cucarachillas naranjas", sí y no lo niego pero eran amigas y al final hasta habíamos llegado a un acuerdo, ellas no tocaban nuestra comida y a cambio nosotros no limpiabamos mucho, pero eso se acabó cuando la guarra y petarda de la Sendy (así se llamaba la cucaracha de mierda) se quedó dormida encima de mi humus después de un atracón y allí puse un insecticida de por medio y por el módico precio de 100 euros les dije a las cucarachillas que a vacilar al parque! hombre ya!


Pero este ha sido diferente, era más grande y estaba sólo él y sola yo, en principio se que tengo que ganar yo porque mido 176cm y él sólo 1cm si llega. Pero toda la vida me han dado un miedo los bichos que me muero, y no hace falta que sean una plaga, con uno me basta, me da la sensación de que me puede matar, de un mordisco o de asco, pero me puede matar si quiere. Y hoy me tendríais que haber visto, yo ahí fregando los platos con el bicharraco a un metro de mi y yo medio tranquila, con un poquito de ansiedad, pero no ha podido conmigo.


No si, lo que yo os diga, aguantar la presencia de un bicho es símbolo inequívoco de que una se hace mayor....Me hago mayor.





Mira. Da miedo. Es el que está debajo del hierro negro a la izquierda, le sobresale una alita. Esto está a escasos centímetros del frega platos eh? No ha sido nada fácil.

2 comentarios:

FBlack dijo...

ayss con todo lo que has batallado en la vida y un bichillo de ná te va a intimidar! aún recuerdo cuando vivía en el Reino Unido y una araña gigante y peluda me estaba vigilando escondida tras la pata de la mesita de las revistas(esa tenía estudios te lo digo yo) se cruzaba de una pata a otra escondiendose pero la pillé y aniquilé. Eso sí, no sin muchos escrupulos y asco, que hacía yo mas moínes que el Fari comiendo limones ;)
Ah, para otra vez que te invadan las cucarachas...en mi epoca de murcia descubrí una laca insecticida con eficacia para un año. Es genial, la echas en el suelo y tu tranquila que no te aparece ni una. En Murcia esos bichos son rojos, enormes y voladores y cuando alguno se colaba yo me despreocupaba, al día siguiente aparecía en el salón panzarriba. Mano de santo jamia y solo por un par de euros.

Contradicto dijo...

Si es que os falta vivir más en el campo...